La Caseta del Carrer Nou es una casa rural situada en Sant Jordi (Castellón), entre el mar y la montaña
Sant Jordi, nuestro pueblo La historia conocida de la villa comienza el año 1261, con la compra del Mas dels Stellers. Esto lo demuestra el hecho de que la mitad de los vecinos llevan el apellido Esteller. La masía perteneció desde sus origenes cristianos al Reino de Valencia y feudalmente a la Orden de Santa María de Montesa a partir de 1319. Fue creciendo y en el año 1379 ya tenía 44 familias, de modo que en 1387 los vecinos hicieron la primera iglesia en la Plaza Mayor, de la que aún se conservan los arcos y la planta, siendo utilizada para el culto hasta el año 1756. Toda la historia medieval de la villa está ligada a su matriz Traiguera; como el hallazgo milagroso de la Virgen de la Font de la Salut en el siglo XIV, la Feria y la construcción del real santuario en el XV, las visitas reales de los reyes Austrias, la incorporación de la Orden a la Corona en tiempos de Felipe II, el Bandolerismo, las guerras,etc. Después de un largo proceso, en 1655, el Mas se segregó de Traiguera mediante una Real Carta y un Real Privilegio otorgado por Felipe IV y adoptó el actual nombre de Sant Jordi. Contaba entonces con unas 60 familias. El aumento de la población en el siglo XVIII hizo necesaria la edificación de un nuevo templo, también dedicado a San Jaume. El crecimiento demográfico del siglo XIX, con 1.692 habitantes en 1880, y el aumento de la producción agraria, hicieron posible un gran desarrollo urbanístico, creando el perfil actual de la población. A partir de la Guerra Civil el pueblo empezó a decaer con una fuerte emigración de vecinos hacia Catalunya y otros lugares, llegando a estabilizarse la población en la actualidad y a convertirse en un apreciable lugar de veraneo por la proximidad del Mediterraneo y la tranquilidad del mundo rural. Desde la Democracia se ha mejorado sensiblemente la calidad de vida con nuevos equipamientos e infraestructuras. Unas cuantas asociaciones cívicas, muy activas, dan vida al municipio como; La Cooperativa Agraria, la Banda de Música, el Equipo de Fútbol, Les Mestresses de Casa, la Sociedad de Cazadores, La Comisión de Fiestas, etc... Recorreremos Sant Jordi Al llegar al municipio nos da la bienvenida el Arco de Triunfo (monumento de piedra del año 1995), creado por los Hnos. Barberá. Continuando el paseo llegamos al casco urbano donde se puede contemplar la belleza arquitectónica representada en edificios eclesiásticos y civiles, como la Iglesia Parroquial de San Jaime, la antigua Casa Cuartel o el interior de la vieja iglesia del s.XIV. Situada en la Plaza Mayor. Llama la atención la gran cantidad de fachadas antiguas con sus arcos de piedra en seco, que junto a algunos escudos familiares y obras del conocido escultor local Bautista Folia, reflejan la importancia que Sant Jordi tuvo a nivel comarcal. Destaca también la Casa del Racó. Sin duda dos lugares emblemáticos de reciente restauración son el Fossar Vell, anexo a la esbelta torre del Campanario, que sirve de escenario para representaciones teatrales, exposiciones y audiciones musicales al aire libre y los Pozos Muntells, Ermita del s.XVIII, hoy día zona de descanso donde podemos contemplar bajo sus arcos unos antiguos lavaderos de piedra. A tan sólo 700 m. de la salida del pueblo, entre matorrales y pinos podemos disfrutar de un agradable paseo por los senderos del Paraje Natural Bovalar y Futuro Parque Escultórico, al mismo tiempo que contemplar las magníficas vistas desde las "Casetas merenderos" ubicadas en la entrada del Pinar. Pero, el principal lugar de interés turístico nacional e internacional es el Campo de Golf Nova Panorámica. Su recorrido y entorno espectacular hacen que esté considerado como uno de los campos más atractivos de Europa. Nuestros monumentos La iglesia parroquial de Sant Jaume   La nueva iglesia vino a sustituir al viejo templo medieval que estava en la Plaza Mayor y que había sido edificado en 1387. El proceso de edificación del nuevo templo se inició el año 1735 y se terminó con la construcción del campanario el año 1759. La obra fue encargada a Joan Barceló, gran arquitecto que también realizó el de Alcalá de Chivert entre otros. El Fossar Vell Recinto al aire libre anexo a la torre del campanario de la Iglesia Parroquial, antiguamente era un cementerio, pero durante muchos años se ha estado utilizando para celebraciones artísticas, tales como representaciones teatrales al aire libre, audiciones musicales... El Calvari   Está situado en las afueras del casco urbano, cerca del Cementerio Municipal. Los trabajos de construcción y varias remodelaciones del Calvario, se han ido realizando poco a poco desde su inicio hasta nuestros días. Las manifestaciones religiosas que tienen lugar en la Semana Santa suelen tener siempre 3 escenarios importantes: el Templo Parroquial, las calles del casco urbano y el Calvario, que sirve como espacio arquitectónico para la recreación de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. El conjunto del Calvario, su arquitectura y urbanismo, se convierte en un escenario que tiene como momento especial la Cuaresma, Semana Santa y concretamente el Viernes Santo, con sus dos principales manifestaciones: Las procesiones del "Via Crucis" y "El Santo Entierro". El Arco de Triunfo, obra de nuestros artesanos Creado en el año 1995 por los artístas locales Hnos. Barberá (Vicente y Daniel). Es un monumento realizado integramente de piedra en seco, formado por dos arcos laterales y otro central con el escudo de la villa. El monumento está ubicado en la entrada del municipio por la Avda. José Soriano Ramos, como símbolo de bienvenida para todos los vecinos y visitantes. Els Pous de Muntells Situado a mitad camino dirección a la Ermita llegamos "als Pous de Muntells", antigua Ermita del s.XVIII, y en la actualidad Zona de descanso donde podemos comtemplar bajo sus arcos unos antiguos lavaderos de piedra. La plaza de España Hasta los años 60 esta plaza era una balsa que recogia las aguas pluviales que servian como bebedero de los animales. En 1963, finalizaron las obras de construcción de la Plaza y años más tarde sufrió una remodelación convirtiéndose hoy en día en un lugar de ocio y en un magnífico escenario para las Fiestas Mayores, ya que en ella, se celebran númerosos actos musicales, verbenas, actos protocolarios, cenas de hermandad, etc. El paraje natural del Bovalar y el Parque Escultórico Denominado "Bovalar de Sant Jordi" se encuentra a menos de 1 km. del casco urbano y tiene una superficie de 27,38 hectáreas. En cuanto a la vegetación predomina el pino carrasco y el matorral mediterráneo. En la entrada del pinar, nos encontramos con unas casetas merenderos (zona de recreo) que tiene como finalidad el esparcimiento de la población para pasear, descansar o contemplar el paisaje. Actualmente existe un proyecto denominado Parque Escultórico, donde ya está instalada la primera de las diversas esculturas en los diferentes itinerarios del paraje. Junto al parque del Bovalar, podemos visitar el Campo de Fútbol y la Piscina Municipal, que el verano siempre está muy animada. Centro de interpretación del Arte de la Tonelería Importante es su visita por cuanto en dicho museo de la tonelería aprenderemos del viejo oficio artesano que durante siglos estuvo vigente en nuestra Comarca, y a la vez podremos saber de los distintos cultivos de la vid que tan famosa hicieron nuestra comarca en los pasados siglos. Fiestas y tradiciones Sant Jordi Se celebra el 23 de abril en honor del patrón Sant Jordi. Tradicionalmente, el nombre de nuestro pueblo, Sant Jordi, fue dado por pertenecer desde sus orígenes a la Orden de las Caballeros de Sant Jordi de Alfama y Santa Maria de Montesa. Sant Jaume En su honor tienen lugar las fiestas mayores, a partir del 25 de julio. En ambas celebraciones destacan tanto los actos culturales y deportivos, como las verbenas, la fiesta taurina de calles y plaza, las exposiciones fotográficas, la festividad de los días dedicados a los más pequeños y a nuestros mayores, el baile folklórico local, los conciertos a cargo de la Banda de Música local y de la Coral, las tradicionales cenas de hermandad, los actos organizados por las numerosas asociaciones locales, donde participa todo el vecindario. Gran Muestra de Oficios Artesanales Todos los años tiene lugar en agosto la Gran Muestra de Oficios Tradicionales en la que artesanos venidos de toda España trabajan sus oficios directamente para el público asistente. Romeria a la Font de la Salut La Romería del "1 de Mayo" donde vecinos y visitantes pueden saborear las típicas "Calderes d’arrós", en la Ermita de la Font de la Salut. Sant Antoni Abat La recientemente recuperada festividad de Sant Antoni Abat se celebra el 17 de enero, desarrollandose diversos actos como representaciones teatrales, exhibición de animales y la tradicional parrillada de carne para todos los asistentes, en consonancia con las del resto de los pueblos del entorno: toros, bailes y actos culturales. Gastronomía El visitante podrá disfrutar de platos de gran tradición como "les pilotes de carnestoltes" de carne magra y pan; "l’olla" de garbanzos con pelotas; los caracoles con tomate y cebolla; "cócs de tomata i pimentó"; los tordos encebollados; "l’empedrat d’arrós" y de postre se pueden deleitar con las típicas "casquetes" de confitura; el "coc" de almendra y los almendrados. Pero, sin duda, el producto gastronómico por excelencia es el Aceite de Oliva.
Gaddesden Hotel
dolor sit amet
Lorem et pariatur qui minim veniam dolor, in deserunt consectetur. © Dolor commodo
Sant Jordi, nuestro pueblo La historia conocida de la villa comienza el año 1261, con la compra del Mas dels Stellers. Esto lo demuestra el hecho de que la mitad de los vecinos llevan el apellido Esteller. La masía perteneció desde sus origenes cristianos al Reino de Valencia y feudalmente a la Orden de Santa María de Montesa a partir de 1319. Fue creciendo y en el año 1379 ya tenía 44 familias, de modo que en 1387 los vecinos hicieron la primera iglesia en la Plaza Mayor, de la que aún se conservan los arcos y la planta, siendo utilizada para el culto hasta el año 1756. Toda la historia medieval de la villa está ligada a su matriz Traiguera; como el hallazgo milagroso de la Virgen de la Font de la Salut en el siglo XIV, la Feria y la construcción del real santuario en el XV, las visitas reales de los reyes Austrias, la incorporación de la Orden a la Corona en tiempos de Felipe II, el Bandolerismo, las guerras,etc. Después de un largo proceso, en 1655, el Mas se segregó de Traiguera mediante una Real Carta y un Real Privilegio otorgado por Felipe IV y adoptó el actual nombre de Sant Jordi. Contaba entonces con unas 60 familias. El aumento de la población en el siglo XVIII hizo necesaria la edificación de un nuevo templo, también dedicado a San Jaume. El crecimiento demográfico del siglo XIX, con 1.692 habitantes en 1880, y el aumento de la producción agraria, hicieron posible un gran desarrollo urbanístico, creando el perfil actual de la población. A partir de la Guerra Civil el pueblo empezó a decaer con una fuerte emigración de vecinos hacia Catalunya y otros lugares, llegando a estabilizarse la población en la actualidad y a convertirse en un apreciable lugar de veraneo por la proximidad del Mediterraneo y la tranquilidad del mundo rural. Desde la Democracia se ha mejorado sensiblemente la calidad de vida con nuevos equipamientos e infraestructuras. Unas cuantas asociaciones cívicas, muy activas, dan vida al municipio como; La Cooperativa Agraria, la Banda de Música, el Equipo de Fútbol, Les Mestresses de Casa, la Sociedad de Cazadores, La Comisión de Fiestas, etc... Recorreremos Sant Jordi Al llegar al municipio nos da la bienvenida el Arco de Triunfo (monumento de piedra del año 1995), creado por los Hnos. Barberá. Continuando el paseo llegamos al casco urbano donde se puede contemplar la belleza arquitectónica representada en edificios eclesiásticos y civiles, como la Iglesia Parroquial de San Jaime, la antigua Casa Cuartel o el interior de la vieja iglesia del s.XIV. Situada en la Plaza Mayor. Llama la atención la gran cantidad de fachadas antiguas con sus arcos de piedra en seco, que junto a algunos escudos familiares y obras del conocido escultor local Bautista Folia, reflejan la importancia que Sant Jordi tuvo a nivel comarcal. Destaca también la Casa del Racó. Sin duda dos lugares emblemáticos de reciente restauración son el Fossar Vell, anexo a la esbelta torre del Campanario, que sirve de escenario para representaciones teatrales, exposiciones y audiciones musicales al aire libre y los Pozos Muntells, Ermita del s.XVIII, hoy día zona de descanso donde podemos contemplar bajo sus arcos unos antiguos lavaderos de piedra. A tan sólo 700 m. de la salida del pueblo, entre matorrales y pinos podemos disfrutar de un agradable paseo por los senderos del Paraje Natural Bovalar y Futuro Parque Escultórico, al mismo tiempo que contemplar las magníficas vistas desde las "Casetas merenderos" ubicadas en la entrada del Pinar. Pero, el principal lugar de interés turístico nacional e internacional es el Campo de Golf Nova Panorámica. Su recorrido y entorno espectacular hacen que esté considerado como uno de los campos más atractivos de Europa. Nuestros monumentos La iglesia parroquial de Sant Jaume   La nueva iglesia vino a sustituir al viejo templo medieval que estava en la Plaza Mayor y que había sido edificado en 1387. El proceso de edificación del nuevo templo se inició el año 1735 y se terminó con la construcción del campanario el año 1759. La obra fue encargada a Joan Barceló, gran arquitecto que también realizó el de Alcalá de Chivert entre otros. El Fossar Vell Recinto al aire libre anexo a la torre del campanario de la Iglesia Parroquial, antiguamente era un cementerio, pero durante muchos años se ha estado utilizando para celebraciones artísticas, tales como representaciones teatrales al aire libre, audiciones musicales... El Calvari   Está situado en las afueras del casco urbano, cerca del Cementerio Municipal. Los trabajos de construcción y varias remodelaciones del Calvario, se han ido realizando poco a poco desde su inicio hasta nuestros días. Las manifestaciones religiosas que tienen lugar en la Semana Santa suelen tener siempre 3 escenarios importantes: el Templo Parroquial, las calles del casco urbano y el Calvario, que sirve como espacio arquitectónico para la recreación de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. El conjunto del Calvario, su arquitectura y urbanismo, se convierte en un escenario que tiene como momento especial la Cuaresma, Semana Santa y concretamente el Viernes Santo, con sus dos principales manifestaciones: Las procesiones del "Via Crucis" y "El Santo Entierro". El Arco de Triunfo, obra de nuestros artesanos Creado en el año 1995 por los artístas locales Hnos. Barberá (Vicente y Daniel). Es un monumento realizado integramente de piedra en seco, formado por dos arcos laterales y otro central con el escudo de la villa. El monumento está ubicado en la entrada del municipio por la Avda. José Soriano Ramos, como símbolo de bienvenida para todos los vecinos y visitantes. Els Pous de Muntells Situado a mitad camino dirección a la Ermita llegamos "als Pous de Muntells", antigua Ermita del s.XVIII, y en la actualidad Zona de descanso donde podemos comtemplar bajo sus arcos unos antiguos lavaderos de piedra. La plaza de España Hasta los años 60 esta plaza era una balsa que recogia las aguas pluviales que servian como bebedero de los animales. En 1963, finalizaron las obras de construcción de la Plaza y años más tarde sufrió una remodelación convirtiéndose hoy en día en un lugar de ocio y en un magnífico escenario para las Fiestas Mayores, ya que en ella, se celebran númerosos actos musicales, verbenas, actos protocolarios, cenas de hermandad, etc. El paraje natural del Bovalar y el Parque Escultórico Denominado "Bovalar de Sant Jordi" se encuentra a menos de 1 km. del casco urbano y tiene una superficie de 27,38 hectáreas. En cuanto a la vegetación predomina el pino carrasco y el matorral mediterráneo. En la entrada del pinar, nos encontramos con unas casetas merenderos (zona de recreo) que tiene como finalidad el esparcimiento de la población para pasear, descansar o contemplar el paisaje. Actualmente existe un proyecto denominado Parque Escultórico, donde ya está instalada la primera de las diversas esculturas en los diferentes itinerarios del paraje. Junto al parque del Bovalar, podemos visitar el Campo de Fútbol y la Piscina Municipal, que el verano siempre está muy animada. Centro de interpretación del Arte de la Tonelería Importante es su visita por cuanto en dicho museo de la tonelería aprenderemos del viejo oficio artesano que durante siglos estuvo vigente en nuestra Comarca, y a la vez podremos saber de los distintos cultivos de la vid que tan famosa hicieron nuestra comarca en los pasados siglos. Fiestas y tradiciones Sant Jordi Se celebra el 23 de abril en honor del patrón Sant Jordi. Tradicionalmente, el nombre de nuestro pueblo, Sant Jordi, fue dado por pertenecer desde sus orígenes a la Orden de las Caballeros de Sant Jordi de Alfama y Santa Maria de Montesa. Sant Jaume En su honor tienen lugar las fiestas mayores, a partir del 25 de julio. En ambas celebraciones destacan tanto los actos culturales y deportivos, como las verbenas, la fiesta taurina de calles y plaza, las exposiciones fotográficas, la festividad de los días dedicados a los más pequeños y a nuestros mayores, el baile folklórico local, los conciertos a cargo de la Banda de Música local y de la Coral, las tradicionales cenas de hermandad, los actos organizados por las numerosas asociaciones locales, donde participa todo el vecindario. Gran Muestra de Oficios Artesanales Todos los años tiene lugar en agosto la Gran Muestra de Oficios Tradicionales en la que artesanos venidos de toda España trabajan sus oficios directamente para el público asistente. Romeria a la Font de la Salut La Romería del "1 de Mayo" donde vecinos y visitantes pueden saborear las típicas "Calderes d’arrós", en la Ermita de la Font de la Salut. Sant Antoni Abat La recientemente recuperada festividad de Sant Antoni Abat se celebra el 17 de enero, desarrollandose diversos actos como representaciones teatrales, exhibición de animales y la tradicional parrillada de carne para todos los asistentes, en consonancia con las del resto de los pueblos del entorno: toros, bailes y actos culturales. Gastronomía El visitante podrá disfrutar de platos de gran tradición como "les pilotes de carnestoltes" de carne magra y pan; "l’olla" de garbanzos con pelotas; los caracoles con tomate y cebolla; "cócs de tomata i pimentó"; los tordos encebollados; "l’empedrat d’arrós" y de postre se pueden deleitar con las típicas "casquetes" de confitura; el "coc" de almendra y los almendrados. Pero, sin duda, el producto gastronómico por excelencia es el Aceite de Oliva.

La Caseta del Carrer

Nou